“Por trece razones”, el último éxito en Estados Unidos

jay-asher

Con su primera novela el estadounidense Jay Asher ha encontrado el éxito en un medio dominado ciertamente por las tématicas juveniles, pero trivializadas en coqueteos con el fantástico a la espera de llamar la atención del cine y la gloria de sobarse las manos con los derechos de adaptación. Por trece razones lleva vendidas alrededor de 158.000 copias vendidas. Y la próxima semana llegará al tercer puesto en la lista de ventas, según pronostica hoy The New York Times.

La novela, que ya tiene traducción al español, se construye en base al falso testimonio de Hannah Baker, una chica de diecisiete años que graba una serie de cassettes explicando por qué cometerá su suicidio. Estas grabaciones son enviadas a un compañero de clase, para que este a su vez las haga oír a trece personas. Una suerte de cadena (¿de favores?) es la que se irá desarrollando tal cual el plan de Hanna.

Los editores estadounidenses han montado además una campaña de márketing centrada en Internet, para poder captar a lectores jóvenes. En YouTube, la actriz Olivia Thirlby (Juno) da voz a Hannah en varios vídeos que muestran un radiocasete reproduciendo las razones para el suicidio. Ya decenas de fans están elaborando traílers y cortometrajes inspirados en el libro. ¿Se avecina un fenómeno? ¿Acaso todo se anuncia como las lecciones de Coelho reprocesadas como Betty la Fea? Corren las apuestas.